Translate

martes, 29 de septiembre de 2009

EL PASO DEL PUERTO DE GUADARRAMA POR LA GRANDE ARMÉE EN LA NAVIDAD DE 1808

The French Army Crossing the Sierra de Guadarrama
Nicolas Antoine Taunay

Subida al puerto en 1913

Descenso a San Rafael en 1913

La cima del puerto a mediados del XX



El monumento del león en la cima del puerto


En vísperas de la Nochebuena de 1808, Napoleón Bonaparte sale de Madrid en persecución del ejército británico comandado por el general Moore, que se encuentra en territorio leonés. El buen tiempo acompaña la salida de la Grande Armée de la capital, pero según se aproximan a la sierra una tempestad de viento y nieve les envuelve, dificultando el paso del puerto de Guadarrama. En circunstancias normales esta barrera que separa ambas castillas es de fácil acceso. Una carretera ancha, construida en 1749 bajo el reinado de Fernando VI, lleva a la cima del puerto pasando antes por las casas, oficinas, cuadras y almacenes de los empleados del portazgo. Así mismo, quien tenga tiempo puede parar en la capilla a oír misa, los días de precepto. Ya en la cima un león, sobre pedestal, da la bienvenida. Pero para el ejército francés, la subida a este puerto resulta una pesadilla:

Savary, duque de Rovigo:
Inmediatamente ordenó Napoleón al ejército partir el mismo día, y cruzar la cadena montañosa que divide la provincia de Madrid de la de Segovia, a lo largo de Guadarrama, por la carretera de Madrid al palacio y convento de El Escorial. El emperador marchó a la mañana siguiente, el tiempo era muy bueno y el sol nos alegraba hasta el pie de la montaña. El camino estaba cubierto por una inmensa columna de infantería subiendo lentamente la montaña, que es lo suficientemente elevada para que su cumbre mantenga la nieve hasta el mes de junio. Delante de la infantería había un convoy de artillería que retrocedía hacia nosotros, porque el paso se había hecho peligroso por una tormenta de granizo y nieve, acompañada de un violento huracán. El cielo estaba tan oscuro como al anochecer, los paisanos españoles nos decían que estábamos en peligro de quedar sepultados bajo la nieve, un accidente que había a veces ocurrido. Nunca recordaba tanto frío ni cuando estuvimos en Polonia, pero el emperador deseaba que el desfiladero se debía pasar, por el bien de su ejército que fue aumentando en número a los pies de la montaña, y no se había dispuesto provisiones. Les ordenó que le siguieran y se puso a la cabeza de la columna. Se colocó junto a los cazadores de su guardia a través de las filas de la infantería, formando una estrecha columna que ocupaba todo el ancho de la carretera. A continuación ordenó desmontar y se colocó detrás del primer pelotón y les ordenó avanzar. Los cazadores avanzaban a pie de esta manera, mezclados con sus caballos; el grueso cuerpo que formaban protegían de la tormenta a los que les seguían y dejaban una abertura en la nieve, al ser pisoteada, que permitía el paso de la infantería. El pelotón de la cabeza de la columna fue el que más sufrió. El Emperador estaba muy agotado por la marcha, pero era imposible permanecer a caballo. Mientras yo caminaba junto a él, se valió de la ayuda de mi brazo y lo mantuvo sujeto hasta que llegó al pie de la montaña, al otro lado de la sierra de Guadarrama. Tenía intención de pasar la noche en Villacastín, pero se encontró a todo el ejército agotado y el frío tan intenso, que se detuvo en la casa de postas denominada Espinar, que está al pie de la montaña.

Baron De Marbot:
Llegamos al pie del Guadarrama durante la noche y vimos que era un pueblecillo muy pobre donde nos instalamos como pudimos. El frío había traspasado mis vendas y me producía un gran dolor en la herida. Al punto del alba el ejército iba a ponerse en marcha, cuando los batallones de vanguardia que se habían internado en la sierra retrocedieron para advertir al Emperador y al Mariscal que una espantosa tormenta hacía imposible el avance. La nieve cegaba a hombre y caballos, y un impetuosísimo viento acababa de arrojar a muchos de ellos en un precipicio. Otro que no hubiese sido Napoleón se hubiera detenido; pero queriendo dar alcance a los ingleses a toda costa, habló a los soldados y ordenó que los de un mismo pelotón se agarrasen del brazo a fin de no ser llevados por el viento. La caballería echó pie a tierra, debiendo marchar en el mismo orden y, para dar ejemplo, el Emperador formó el Estado Mayor en varios pelotones, colocándose entre Lannes y Duroc, cerca de los cuales nos situamos enlazando nuestros brazos. Después, a la orden dada por el mismo Napoleón, la columna se puso en movimiento ascendiendo por la montaña, a pesar del viento impetuoso que nos rechazaba de la nieve que nos azotaba el rostro y del hielo que nos hacía resbalar a cada paso. Durante las cuatro mortales horas que duró la ascensión yo experimenté crueles sufrimientos. A la mitad de la cuesta, los mariscales y los generales que llevaban botas altas, no pudieron continuar avanzando. Napoleón se hizo subir a un cañón, en el que montó a horcajadas y los mariscales y generales hicieron lo mismo. Nosotros continuamos a pie siguiendo a este grotesco cortijo, y llegamos por fin al convento situado en la cima de la montaña. El emperador se detuvo para reagrupar su ejército, distribuyéndose a las tropas vino y leña que habíamos conseguido encontrar. El frío era intensísimo y toda la gente temblaba. A pesar de lo cual nos pusimos en marca al cabo de algunas horas. El descenso, aunque muy penoso, no lo fue tanto con la subida. A la caída de la tarde llegamos a una pequeña llanura donde se encuentra el hermoso pueblo de San Rafael y varias aldeas que procuraron al ejército víveres, vino y alojamiento.

Capitán Coignet:
El Emperador dejó Madrid con toda su guardia, y vinimos al pie de una montaña escarpada, cubierta de nieve como San Bernardo. Encontramos dificultades indecibles para cruzarla. Justo antes del alcance de este paso terrible, una tormenta de nieve nos alcanzó y casi nos derriba. Tuvimos que agarrarnos unos a otros porque no podíamos ver a un paso delante nuestro. Era necesario tener un Emperador como el nuestro para poder avanzar y ser capaz de oponerse a la tempestad. Dormimos al pie de esta montaña, que costó mucho a nuestra artillería el poder cruzarla, y luego descender al llano donde unos pueblos miserables nos esperaban, desvastados por el ejército inglés.

Sin embargo para Napoleón Bonaparte todo se resume:
Napoleón a Jose I
Hermano, he pasado el Guadarrama con una partida de mi guardia y con un tiempo bastante desagradable.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Excursión: Campaña de Salamanca - Riberas del Duero


Tras el éxito de la primera excursión, por el campo de batalla de Arapiles, se convoca la 2ª. En este caso vamos a recorrer las orillas del Duero para examinar las posiciones francesas y aliadas antes y después de la batalla de Los Arapiles. Quedaremos el día 24 de octubre en Rueda a las 10 de la mañana.

El trayecto propuesto es:

- Rueda, nuestro punto de encuentro y cuartel general de Wellington en julio y noviembre de 1812.

- Tordesillas y su puente, por donde el ejército francés flanqueó la posición aliada para terminar poniendo a Wellington en verdaderas aprietos.

- Campamento francés en Torrecilla de la Abadesa.

-Toro, un buen sitio para comer.

-Castronuño, desde cuyo mirador sobre el Duero podremos ver todo el despliegue francés en esos quince primeros días de julio de 1812.

-Castrejón, lugar donde se libró un combate en el que Wellington por poco termina prisionero de los franceses.

Desde estos puntos podremos pisar y divisar las principales posiciones de los ejércitos en contienda en los días previos a la batalla de Salamanca o de Los Arapiles.

El día 24 de octubre. Para más información y apuntarse dirigirse al blog de Miguel Ángel Martín Mas:

miércoles, 16 de septiembre de 2009

martes, 15 de septiembre de 2009

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN EL BLOG A FECHA 15 DE SEPTIEMBRE 2009

NOVIEMBRE 2008

SITIO DE BURGOS (1812) ENCONTRADOS RESTOS DE SOLDADOS INGLESES EN BURGOS

SITIO DE BURGOS (1812) 2/2

BATALLA DE SOMOSIERRA 30 DE NOVIEMBRE DE 1808 1/3

BATALLA DE SOMOSIERRA 30 DE NOVIEMBRE DE 1808 2/3

BATALLA DE SOMOSIERRA 30 DE NOVIEMBRE DE 1808 3/3

DICIEMBRE 2008

ESCUDO DE JOSÉ I EN LA IGLESIA DE SAN BENITO EL REAL DE VALLADOLID

MUSEOS

MONUMENTO FUNERARIO DEDICADO A LA MEMORIA DE UN OFICIAL INGLÉS

TESOROS ENTERRADOS EN BAILÉN POR LOS SOLDADOS FRANCESES TRAS LA
CAPITULACIÓN

ENERO 2009

BATALLA DE UCLÉS 13 DE ENERO 1809. 1/2

BATALLA DE UCLÉS 13 DE ENERO 1809. 2/2

REVISTA ALKAID

FEBRERO 2009


LOS FUERTES DE ALMARAZ

EXPOSICIÓN BATALLA DE TALAVERA DE LA REINA

MARZO 2009

BATALLA DE TALAVERA DE LA REINA. TESTIMONIOS Y RECORRIDO FOTOGRÁFICO

BOTONES DE UNIFORME DEL EJÉRCITO INGLÉS

BICENTENARIO 2 DE MAYO

UNIFORMES

VISITA AL CAMPO DE BATALLA DE ARAPILES

RECIBOS DE REQUISICIÓN


ABRIL 2009

BATALLA DE ALMONACID DE TOLEDO, 11 DE AGOSTO DE 1809

ESTADO DEL EJÉRCITO FRANCÉS EN ESPAÑA, A FINALES DE ABRIL DE 1808

2 DE MAYO - PUBLICACIONES GRATUITAS DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

BATALLA DE OCAÑA - 19 DE NOVIEMBRE DE 1809

ENTIERRO EN PALACIOS DE CAMPOS DEL CORONEL DEL 22 DE CAZADORES: LUIS PIETON PREMALE.

LOS LIBROS PARROQUIALES EN LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

TALAVERA DE LA REINA (ANEXO)

BATALLA DE MEDINA DE RIOSECO. 14 DE JULIO DE 1808

MAYO 2009

LOS PRISIONEROS FRANCESES DE LA ISLA DE CABRERA

TALAVERA DE LA REINA (ANEXO II)

EL FUERTE FRANCÉS DE SOMOSIERRA

LA BATALLA DE VITORIA 21 DE JUNIO DE 1813 - I/IV

LA BATALLA DE VITORIA 21 DE JUNIO DE 1813 - II/IV

LA BATALLA DE VITORIA 21 DE JUNIO DE 1813 - III/IV

JUNIO 2009

PRESENTACIÓN LIBRO: 1812 WELLINGTON EN VALLADOLID

1812 WELLINGTON EN VALLADOLID

LA BATALLA DE VITORIA 21 DE JUNIO DE 1813 - IV/IV

JULIO 2009

LA CUEVA DE LOS FRANCESES REABRE SUS PUERTAS AL PÚBLICO

JUAN MARTÍN DÍEZ "EL EMPECINADO"

EL "SANTÍSIMA TRINIDAD" PODRÍA HABER SIDO HALLADO EN LA COSTA GADITANA

AGOSTO 2009

LA BATALLA DE LA ALBUERA - 16 DE MAYO DE 1811

DESTROZANDO LA MEMORIA - ARTURO PÉREZ-REVERTE | XLSEMANAL | 03 DE AGOSTO DE 2009

UN CARRETERO DE EL VENDRELL FACILITÓ A AGUSTINA DE ARAGÓN LAS BALAS QUE FORZARON LA HUIDA FRANCESA

NÁPOLES

EL BOTÓN DEL TERCIO DE CUELLAR

SEPTIEMBRE 2009

PUBLICACIÓN Y JURA DE LA CONSTITUCIÓN DE 1812 EN LA VILLA DE MEDINA DEL CAMPO

EXCURSIÓN AL SITIO HISTÓRICO DE LOS ARAPILES DEL 19 DE SEPTIEMBRE

LA COMPAGNIE DES CHASSEURS PARTISANS DE VALLADOLID

HALLADOS 20 CAÑONES PARA DEFENDER CÁDIZ DE LOS FRANCESES

jueves, 10 de septiembre de 2009

Hallados 20 cañones para defender Cádiz de los franceses


Diario Bahía de Cádiz
09/09/2009. Redacción
Los trabajadores que están construyendo el trazado del tranvía metropolitano Chiclana-San Fernando-Cádiz han descubierto y desenterrado 17 cañones y algunas balas junto al Sitio Histórico de Puente Zuazo, un baluarte defensivo de la Guerra de la Independencia situado en el acceso norte a La Isla.
En el lugar del hallazgo se libró a principios del siglo XIX una intensa batalla entre los ejércitos francés y español, y este último consiguió detener el avance de las tropas de Napoleón. En San Fernando y Cádiz se refugiaron las Cortes Constituyentes de 1810-1812.
La delegada provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Yolanda Peinado, el delegado provincial de Obras Públicas, Pablo Lorenzo, y el alcalde de San Fernando, Manuel de Bernardo, y la concejala de Cultura, María José de Alba, se desplazaron el miércoles a supervisar las históricas piezas halladas de momento.
En principio, según recoge DIARIO Bahía de Cádiz de fuentes de la Junta, los cañones serán trasladados al Centro Andaluz de Arqueología Subacuática, con sede en Cádiz, para ser analizados, datados y conservados, a la espera de que se decida cuál será su destino definitivo.
Aunque el primer edil isleño ya ha solicitado mediante carta a Yolanda Peinado el “depósito” de estas importantes piezas históricas. “Sabemos que tras el hallazgo arqueológico se inicia un complejo proceso de consolidación, restauración y estudio que permitirán la conservación y el conocimiento sobre el origen y destino de estas armas. No pretendemos interferir en esta dinámica con nuestra solicitud de depósito, pero creemos que es importante que el destino final sea el entorno geográfico e histórico en los que ha tenido lugar su descubrimiento, lo cual ayudaría en gran manera a su contextualización y comprensión por parte de los ciudadanos”, apunta De Bernardo en la misiva remitida a la delegada provincial de Cultura.
Para De Bernardo, dado que “próximamente” se va a proceder a la restauración del Puente Zuazo y sus defensas, “pensamos que sería el marco ideal para exponer con carácter permanente estos cañones, que posiblemente tuvieron su función primordial en la defensa de este importante Sitio Histórico, que va a convertirse, tras su musealización, en un gran referente turístico-cultural”.
Añade el alcalde que las piezas, una vez allí, contarían “con la permanente supervisión y control de los técnicos especialistas de nuestro museo municipal, con el fin de asegurar su correcta conservación y exposición”.
El primer edil isleño considera que esta iniciativa “será de un gran interés y enriquecimiento para la conmemoración de los acontecimientos históricos que tuvieron lugar en el año 1810 en nuestra ciudad”

EL PAÍS.COM
PEDRO ESPINOSA - Cádiz - 09/09/2009
El puente Zuazo fue el límite de la España libre. Así lo recoge una placa colocada en este enclave histórico de San Fernando (Cádiz). Fue la frontera donde se paró el asalto francés en la Guerra de la Independencia. Y ahora 200 años después unas obras, la construcción de un colector, han permitido destapar una veintena de cañones preparados para la contienda, además de dos municiones de hierro. Las piezas, que hoy serán presentadas por las autoridades, han despertado un máximo interés puesto que harán tangible la celebración del bicentenario que en este municipio se prepara el año que viene para conmemorar el bicentenario de la reunión de las Cortes que prepararon la Constitución de 1812.
La bajamar y las excavaciones para construir un colector de agua entre San Fernando y el caño de Sancti Petri, cerca de las obras del nuevo tranvía que unirá la localidad isleña con Chiclana, han permitido sacar a la luz estos testigos de la historia. Pero no de una historia cualquiera sino del episodio bélico más célebre de la ciudad cuando se convirtió en emblema de temple y libertad y resistió el acoso francés desde el 10 de febrero de 1810 al 25 de agosto de 1812.
Hazaña bélica
Durante esos dos años y medio el ejército francés, con el mariscal Víctor al mando de 20.000 hombres, trató de entrar a la fuerza en la Isla. El puente Zuazo y sus baterías defensivas aguantaron la presión. El principal ojo del puente llegó a ser cegado para evitar el paso de los enemigos. Fue "el último baluarte de la independencia española", reza la placa conmemorativa.
En este escenario de batalla ha aparecido una veintena de cañones. El número no es preciso porque el recuento no ha terminado. En un principio, aparecieron 16 aunque ayer se aguardaba a que la nueva bajamar aportase nuevas piezas. Tienen entre 2,7 y tres metros. Según los arqueólogos que han supervisado las obras, se asemejan a los utilizados en la Guerra de la Independencia y su fabricación oscila entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. También han aparecido dos municiones. Se trata de masas esféricas de hierro colado de distinto calibre, entre 24 y 36 milímetros.
Expertos de la Delegación de Cultura de la Junta analizarán el estado de las piezas y decidirán su puesta en valor.

Los 17 cañones de 1810 encontrados en el puente Zuazo están listos para exhibirse
Tan solo queda aplicar una protección específica para metales de forma que no haya problemas para su exposición en el exterior
09.06.11 - 00:44 - C. CHERBUY
SAN FERNANDO. La Voz Digital.es
Más que una casualidad. Como si el destino los hubiera resguardado a la espera de que llegara una fecha clave, porque lo que más llamó la atención de los 17 cañones que se encontraron en las inmediaciones del puente Zuazo, gracias a las obras del tranvía, fue precisamente que se realizara el hallazgo en 2009, en medio de los preparativos para la conmemoración del Bicentenario de Las Cortes. Y entonces del fango surgieron estas piezas fechadas precisamente en la época napoleónica, armas de una batalla con aires de democracia. Testigos directos de todo lo que se está dando a conocer sobre la historia gaditana.
Los resultados se recogen ahora que los cañones ya están prácticamente listos para que sean los ciudadanos los que disfruten de la historia que guardan. Aquella que habla de la otra cara del Bicentenario. La que se aleja de las palabras y presenta la crueldad de una batalla. La que cambia el aire de libertad por el olor a pólvora y un humo blanco de pequeñas nubes que anunciaban la posición del enemigo.
Tras dos años, la empresa adjudicataria de la restauración de los 17 cañones y dos bolas halladas durante el movimiento de tierra que se estaba realizando con motivo de las obras del tranvía en la zona del puente Zuazo, ya ha culminado el tratamiento para la recuperación y mantenimiento de las piezas.
Los cañones fueron encontrados el 7 de septiembre de 2009 y presentaban un avanzado proceso de corrosión debido al tiempo que pasaron bajo el agua. Tras permanecer un corto periodo de tiempo en las instalaciones de la dirección de la obra del Tranvía y con el asesoramiento del Centro de Arqueología Subacuática (CAS) de la Consejería de Cultura, fueron trasladados a las instalaciones de Aula3 Actuaciones Integrales Sobre el Patrimonio, empresa adjudicataria del tratamiento necesario para frenar el estado de degradación.
La restauración ha consistido en la aplicación de una serie de tratamientos que comenzaron con la limpieza mecánica de las piezas. A continuación y durante 14 meses se ha efectuado un tratamiento electrolítico para obtener la estabilización y consolidación del metal. Al tratarse de piezas de hierro de procedencia subacuática estos tratamientos han debido estar especialmente controlados de forma continuada, garantizando su conservación.
Las siguientes pasos del tratamiento han consistido en la neutralización, con un lavado con agua desmineralizada de cada pieza para eliminar cualquier posible resto de los productos químicos utilizados para su estabilización; eliminación de restos de concreción mediante una segunda limpieza mecánica e inhibición de la corrosión, para lo que se ha usado un producto no tóxico que neutraliza la corrosión modificando la superficie y convirtiéndola en una capa inerte y estable.
Actualmente queda pendiente la aplicación de una protección específica para metales que confiere a los cañones propiedades de fácil limpieza y antigraffiti. Una vez terminado el proceso, los cañones podrán exhibirse en exteriores sin que exista riesgo de deterioro de los mismos.
Caballero Zuazo
El origen de estas piezas está probablemente relacionado con la Batería del Caballero Zuazo, aledaña al puente, donde se construyeron diversas defensas a finales del siglo XVIII, que adquirieron protagonismo en 1810 con la llegada de los ejércitos napoleónicos.
De esta manera, los cañones cobran relevancia por su importancia histórica y por lo que significan para la conmemoración de una fecha vital para el desarrollo de la provincia. Porque el Bicentenario va más allá de una serie de actos y eventos públicos, se trata de generar una economía alrededor de la efeméride con la recuperación del patrimonio cultural y su puesta en valor de cara al turismo.
De ahí la importancia de estos cañones que sirvieron para la defensa de la zona y que se convirtieron en la frontera de una España que se convirtió en una isla, que habló con acento gaditano y que se convirtió en un pequeño reducto de libertad. Es el motivo del interés que han suscitado y sobre todo de la apuesta decidida por parte de las administraciones para llevar a cabo su restauración desde el primer momento. Y ello a pesar de la alta inversión que se debía hacer para lograr un resultado óptimo de unas piezas que estaban bastante degradadas. Los trabajos han sido financiados por la Consejería de Obras Públicas y Vivienda con 138.313 euros, y será Cultura la que determine su destino definitivo.
 

miércoles, 9 de septiembre de 2009

La Compagnie des Chasseurs Partisans de Valladolid






En mayo de 1812 el mariscal Marmont decide crear en Valladolid una unidad antiguerrilla con el nombre de Chasseurs Partisans de Valladolid. Carga a la provincia con el coste de su creación, vestuario y armamento:

Este día se vio un oficio del Señor Intendente General, fecha 18 de este mes, dirigido al Señor corregidor para que disponga el pago de 30.000 reales que han correspondido a esta Ciudad, en el repartimiento á la provincia de 223.740 y en que caben á este partido 45.950 que en el primer año que la formación de la compañía de cazadores de a caballo partidarios han de pagarme 500.000 mil, para equiparle de lo necesario; y al mismo tiempo se tuvo presente otro oficio del Señor Intendente de la Provincia, con fecha de 19, en que remite a dicho Señor corregidor copia del decreto en esta razón del Exmo. Señor Mariscal Duque de Ragusa, fecha en Salamanca a dos del corriente, é igualmente dos créditos importantes de 3.000 reales por parte de pago de la cantidad que á esta Ciudad á correspondido para pago de sueldo y equipamiento de dicha Compañía, habiéndose de pagar igual cantidad cada cinco días hasta el completo de los 30.000 reales con preferencia á otro pago. Y se acordó queda enterada la Ciudad y se devuelva al Señor corregidor.
A.H.M.V. Libro de actas, nº 105 - 26 de junio de 1812

La unidad es creada pero tiene una corta vida, el día 28 de agosto del mismo año se pasan sus hombres a la partida de Tomás Príncipe.

Para saber más acerca de las circunstacias de la creación de esta unidad y como se pasan sus hombres a la partida de Tomás Príncipe:
1812 Wellington en Valladolid
Diputación de Valladolid 2009

Excursión al Sitio Histórico de Los Arapiles del 19 de septiembre

A quien pueda interesar:

http://miguelangelmartinmas.blogspot.com/2009/09/excursion-al-sitio-historico-de-los_09.html

viernes, 4 de septiembre de 2009

PUBLICACIÓN Y JURA DE LA CONSTITUCIÓN DE 1812 EN LA VILLA DE MEDINA DEL CAMPO

PLAZA DE MEDINA DEL CAMPO. EL AYUNTAMIENTO ES EL EDIFICIO CENTRAL

PENDÓN REAL DE CASTILLA. SE CONFECCIONÓ PARA LA PROCLAMACIÓN DE CARLOS II. ACTUALMENTE SE ENCUENTRA EN EL MUSEO DE LAS FERIAS (MEDINA DEL CAMPO)

Tras la victoria de Arapiles, en julio de 1812, la provincia de Valladolid queda libre de franceses y se procede en todas las poblaciones a cumplir con la publicación y juramento de la Constitución del Estado. En Medina del Campo, el día 4 de agosto, se lee un oficio de don Carlos de España en el que se manda publicar y jurar la Constitución en la villa y demás pueblos de su partido, remitiéndoles el ejemplar para que saquen copia conservando el original en la cabeza del partido y verificar que se remita testimonio. El Ayuntamiento acuerda señalar para la publicación el día quince y para la jura el siguiente día que sea festivo:

Se convidará por los Sres. Comisarios de Juntas a los dos cabildos, autoridades principales, la nobleza, empleados y notables vecinos del pueblo para que concurran a las salas del Ayuntamiento a las nueve de la mañana de donde saldrán con el Ayuntamiento acompañados de los porteros de villa, ministros y escolta militar por la Plaza Mayor hasta el sitio en que se habrá colocado un tablado al que subirán y en donde se leerá la Constitución. Los balcones del Ayuntamiento, de los dos cabildos, y demás de los vecinos de la plaza estarán colgados y adornados del mejor modo posible. En los del Ayuntamiento además de las colgaduras se pondrá el Pendón Real y debajo de él se colocará el retrato de S. M. el Sr. D. Fernando 7º con la correspondiente guardia. Se proporcionará una orquesta de músicos y aficionados para que al fin de la lectura toquen algunas sinfonías. Al tiempo de romper la música empezará el repique general de campanas, en la noche del mismo día y en la del siguiente habrá iluminación general a las nueve de la noche. En el siguiente día que es festivo se jura la Constitución en las Parroquias de esta villa después del ofertorio de la misa, y concluida, el cura párroco hará de su contenido una breve exhortación al pueblo el cual prestará el juramento junto con el clero en la forma que previene el capítulo segundo de la Real Orden y acabada la misa se cantará un solemne Tedeum de lo que se remitirá testimonio según se manda = Todos los comprendidos en el artículo 3º prestarán así mismo el juramento que previenen y en la forma que se expresa, y para todo se da comisión a los Sres. Comisionarios de Juntas y al Ser. Don Tadeo Diez para el tablado.


Todo se realiza según lo acordado remitiendo testimonio a la Regencia:


TESTIMONIO

Manuel Avendaño escribano de S.M. del nº y Ayuntamiento de esta villa de Medina del Campo doy fe que luego se remitió a esta por la superioridad la Constitución de la Monarquía española promulgada en Cádiz, dispuso el noble Ayuntamiento se publicase y jurase con la mayor solemnidad, señalando para ello el día quince del presente mes en el que se haría la publicación, y en el siguiente dieciséis festivo la jura, convocando para tan solemnes actos a los dos cabildos, su juez, autoridades militares, empleados, y personas nobles y distinguidas del pueblo; y juntos en la sala consistorial los arriba expresados se paso procesionalmente a un pequeño tablado decentemente adornado y al efecto se formó en la Plaza Mayor, como sitio mas propicio enfrente de los balcones de dicha sala consistorial en donde se hallaba colocado bajo de el dosel el retrato de S.M.C. el rey don Fernando Séptimo, y colocados todos en sus respectivos lugares, tendida la tropa alrededor de dicho tablado, después de algunas salvas de fusilería, se procedió por mi el escribano en alto e inteligible tono a la lectura y publicación de la mencionada Constitución hasta su conclusión, y terminado el acto se retiraron los concurrentes al sitio en donde se hizo la reunión.
En el siguiente dieciséis vueltos a reunir los susodichos se pasó a la Iglesia Mayor y Colegial de esta villa en la que se celebró con la mayor solemnidad y culto la misa de gracias con su correspondiente plática, concerniente al asunto de Constitución; se leyó esta por uno de los individuos de dicho cabildo canónigo, se juró según previene el decreto por todos la mencionada Constitución y se concluyó con el Te Deum, habiéndose ejecutado todos estos actos con arreglo a dicho decreto con grande concurrencia de gente y el mayor regocijo.Y para que conste en donde convenga y dar parte a la Regencia del Reino según manda, doy el presente y signo y firmo en esta villa de Medina del Campo a treinta y uno de agosto de mil ochocientos doce en este papel común por no haberlo sellado = Manuel Avendaño

Archivo Municipal de Medina del Campo
A.M.M.C 350-8

Para más información:
1812 Wellington en Valladolid
Diputación Provincial de Valladolid, 2009