Translate

domingo, 30 de octubre de 2011

UN SORTEO DE QUINTOS

En el libro El Recluta de Erckmann-Chatrian podemos leer como era un sorteo de quintos en el ejército de Napoleón por medio de boletos.


Boleto para la conscripción del año 1811 en Estrasburgo

En España se utilizaba el método del sorteo con bolas; por un lado había tantas bolas como candidatos y eran introducidas en un recinto, en otro recinto se colocaban más bolas donde en una sola aparecía la palabra Soldado. Se iban sacando bolas de ambos recipientes y al candidato al que le coincidía la bola Soldado era el elegido. En una vitrina del Museo del Ejército explican el método y muestran las bolas huecas donde se introducía el papel con los nombres (no puedo poner fotografías de dicha vitrina debido a la absurda norma que impide hacer fotos dentro del museo).
Como ejemplo voy a poner un sorteo que se produjo el día 7 de febrero de 1808 en la población de Tamariz de Campos (Valladolid) para la elección de un soldado de reemplazo cuyo destino es el regimiento Provincial de Toro:

… Precedido el toque de campana según costumbre con presencia de todos los mozos solteros sorteables de la primera clase y los interesados que los representan, precedida la decisión de las exenciones propuestas por algunos de los interesados referidos, resulta haber quedado útiles y sorteables los mozos siguientes […] Y se procede a tirar las suertes en la forma siguiente: Se cortaron catorce cédulas de papel común iguales, en las primeras siete se escribieron los nombres de los siete interesados y sus apellidos, otras seis quedaron en blanco y en la otra restante se escribió la palabra Soldado después de puestas así dichas cédulas por dicho señor párroco, se metieron enrrolladas cada una en su bolilla obalada que al efecto se tienen prevenidas de madera barrenadas por su centro, precedida la publicación y lectura de cada una de por sí, y concluido este acto, y estando sobre la mesa capitular dos niños de seis a siete años, introducidas por dicho señor párroco las dichas bolas en dos ollas públicamente una por una a la vista y presencia de todos los interesados, y de otras muchas personas, se mandó por los señores alcaldes a dichos niños sacar una bola que sacó de la olla donde están los nombres, y de ella salió una cédula que dice Antolín Fernández, sacose por el otro niño otra bola de la otra olla y de ella salió otra cédula escrita con la palabra que dice Soldado. Sacose la segunda bola y de ella salió otra cédula que dice Josef Nieto y para la que le correspondió de la olla opuesta salió de ella una cédula en blanco… En la villa de Tamariz a siete días del mes de febrero de mil ochocientos y ocho.
Texto extraido del libro: 1812, Wellington en Valladolid. 2009 Diputación de Valladolid

Botón del Provincial de Toro

..

No hay comentarios:

Publicar un comentario