Translate

miércoles, 13 de enero de 2016

MONASTERIO DE LAS HUELGAS (BURGOS) EXPOLIO DURANTE LA GUERRA



 Las Huelgas es el principal monasterio cisterciense femenino en España y cabeza de todos los que se implantaron en la corona de Castilla. Fundado por Alfonso VIII y la reina doña Leonor en 1187.  El monasterio se constituye Panteón Real de los monarcas fundadores y de sus inmediatos descendientes durante el siglo XIII.
Tras la victoria francesa de Gamonal, el 10 de noviembre de 1808, Burgos es saqueada por la soldadesca. Todos los edificios importantes, salvo la catedral, son allanados y expoliados. El monasterio de Las Huelgas es uno de ellos


Carta que manda Berthier al mariscal Víctor, a las 3 de la mañana del día 13 de noviembre de 1808, comunicándole la victoria de Gamonal
Al terminar la guerra, la abadesa doña Bernarda de Orense proporciona la siguiente relación de objetos que fueron sustraídos por las tropas francesas:

Un cristo de marfil de 5 cuartas que estaba en la sacristía y del que se apoderó el general Thiebault

8 cuadros con buenas pinturas, de dos varas de altura

Catorce láminas de cobre, con varias efigies, de media vara en cuadro

Dos custodias grandes y una pequeña, de oro, y una de las grandes, guarnecida de diamantes

Ocho cálices, uno de oro, los demás dorados, y uno de estos con vinajeras y campanilla

Seis ramos de palta, dorados, con las armas reales, y cuarenta y ocho más pequeños

Tres cruces grandes, dos con Cristo y una sin él, guarnecidas de piedras

Cuatro docenas de cubiertos de plata, con los correspondientes cuchillos y en sus estuches

Tres jarras de plata

Una palangana de plata

Seis bandejas grandes y seis pequeñas de plata

Seis lámparas de plata, una de ellas muy grande

Varias joyas pequeñas y algunas reliquias puestas en oro

Una escribanía de plata

Una cruz de cristal que tenía representada la batalla de Tolosa

Cuarenta y ocho candeleros de varias clases

Colgaduras de seda, ternos exquisitos, tapices, ropa blanca y cuanto había de precioso en el Convento

La fundación del monasterio con un sello de oro, los principales privilegios y cuanto existía en el Archivo

También más tarde se añadió a la lista un cofrecito de oro y pedrería en el que Miramolin llevaba un ejemplar del Corán en la batalla de Navas de Tolosa.


Todas las sepulturas fueron abiertas para sustraer lo que de valioso había en ellas. Únicamente se salvó la del infante Fernando de la Cerda, que gracias a que estaba oculta tras otro sepulcro, quedó a salvo. Gracias a éste hecho podemos observar hoy en día, en el museo que alberga el monasterio, los objetos con los que fue enterrado el infante. De los demás enterramientos reales nos han llegado los diferentes trajes con que fueron embalsamados los cuerpos. Gracias al poco valor que les dieron los franceses durante el expolio y que dejaron abandonados.
El monasterio fue vendido por el gobierno de José I


Diferentes vistas del monasterio:

Detrás del crucifijo, en la pared, se pueden ver orificios de bala de avancarga





Dentro del monasterio no se pueden hacer fotos (la absurda norma de Patrimonio Nacional). He ilustrado el Panteón Real con fotogramas obtenidos del documental de RTVE Si las piedras hablaran, de 1972












No hay comentarios:

Publicar un comentario