Translate

sábado, 30 de abril de 2016

NAPOLEÓN EN BOCEGUILLAS Y VENTA JUANILLA

El puerto de Somosierra oculto tras la niebla desde la Venta Juanilla
Cuando subimos al Norte por la A1, solemos la familia parar a desayunar o bien en Somosierra  o nada más descender el puerto, en la Venta Juanilla.
Son lugares marcados por la presencia de Napoleón y la batalla de Somosierra. Además de ser parajes conocidos por mí desde la niñez, ya que mi familia materna es de un pueblo muy cercano: Horcajo. De vez en cuando mi padre nos llevaba de excursión a algún pueblo de los alrededores y recuerdo parar en la cafetería del hotel Venta Juanilla. Una vez, estando en su interior, alguien comentó que en aquel lugar había pasado la noche anterior a la batalla de Somosierra el mismísimo Napoleón. Mi imaginación de niño saltó rápidamente y ya veía entrar por la puerta al emperador con su séquito. Con el tiempo he llegado a saber que Napoleón Bonaparte no pernoctó en aquel lugar, pero sí que desayunó en su interior.

La tarde del 29 de noviembre de 1808 hace su entrada en el pueblo segoviano de Boceguillas el Emperador francés. Justo en ese momento, tropa francesa está terminando de sofocar el incendio que se ha producido en la casa que le habían destinado para su alojamiento. La única en todo el pueblo que reúne las condiciones para su albergue. Es una casa situada en la Plaza Mayor. Al no poder alojarse bajo techo le preparan su tienda de campaña.

Tras consultar a don Jaime de Hoz, del CIAT (Centro de Investigación de Arquitectura Tradicional), si la antigua casa parroquial de Boceguillas y actual sede del CIAT pudo haber sido la elegida para hospedar a Napoleón, él no lo cree. Dicha casa, si bien está situada en la plaza Mayor y ya existía en 1808, no ha sufrido daños estructurales ni se le han encontrado señales, durante su restauración, de haber sufrido un incendio. Don Jaime se decanta por otro inmueble situado en la plaza, junto a la iglesia. Esta es su respuesta: Junto a la iglesia hay un edificio, ahora completamente rehecho, sobre otros tantos anteriores, que aún conserva un gran blasón. Sí que debió de sufrir varios problemas estructurales serios, pues de él no quedaba nada a comienzos del siglo XX y en su lugar había una casa de una sola planta y mucho más humilde. Del primitivo casón se conserva el referido escudo, parte del dintel de la puerta y un impresionante aristón rebajado en su esquina, para facilitar el paso de carruajes, que se ha repuesto en la nueva fábrica y que se ubica, sin duda, en su posición original: haciendo un encuadre con la propia iglesia.


Casa destinada a servir de alojamiento a Napoleón Bonaparte. Un incendio el mismo día de su llegada lo impidió, durmiendo aquella noche en su tienda de campaña. Fotografías facilitadas por don Jaime de Hoz
 Volvamos a 1808. Napoleón no pasa una buena noche. Hace mucho frío y todavía persiste un olor fuerte a causa del incendio en el pueblo. Además tiene ansiedad por la próxima batalla. En numerosas ocasiones, según cuenta  en sus memorias el general De Ségur, se acerca a los vivacs de la tropa para calentarse.
Muy temprano se monta en su caballo y parte hacia el puerto de Somosierra seguido por el Estado Mayor. Antes de llegar hace un alto para desayunar en una casa abandonada, a la derecha del camino, tras pasar Cerezo de Abajo. Es la Venta Juanilla que ha quedado abandonada ante la presencia de las tropas francesas.

Plano levantado por ingenieros franceses. Se puede comprobar la situación de la Venta Juanilla
La Venta es un establecimiento amplio, rodeado de una grueso muro y que ha sufrido una rehabilitación hace unos 25 años. Mientras desayuna, el mariscal Víctor comienza el ataque a las posiciones españolas. Transcurridas unas horas y ver que el obstáculo llevará mucho tiempo superarlo, Napoleón avanza hasta la posición de la primera batería francesa y manda realizar la legendaria carga a la caballería Polaca. Terminará el día durmiendo en Buitrago de Lozoya.

Venta Juanilla en la actualidad


Vista aérea de la venta. Mediados del SXX. Rodeada todavía por el muro

Venta Juanilla actualmente está muy transformada pero sigue cumpliendo la misma función hostelera.

Como curiosidad comentar que el día 8 de mayo de 2010, en la sala Rossini de París, se subastó una carta de Berthier al mariscal Víctor fechada el día 29 de noviembre de 1808 desde Boceguillas con las instrucciones del Emperador para el ataque del siguiente día. La carta se vendió por 650€. Poco tiempo después volvió aparecer en venta en el catálogo de una conocida librería anticuaria parisina. Esta vez se vendió por 4.000€

Carta de Berthier desde Boceguillas dirigida al mariscal Víctor con las instrucciones para la batalla de Somosierra

Carta dirigida por El Empecinado a Espoz y Mina. En ella le dice que un mensajero de Mina no le ha podido alcanzar en la Venta Juanilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario