Translate

miércoles, 9 de marzo de 2011

LA VOLADURA DEL PUENTE DE TORO (ZAMORA) EN JULIO DE 1812

El 2 de julio de 1812, los franceses del Ejército de Portugal vuelan el tercer arco del puente que, sobre el río Duero, se levanta en el término de Toro (Zamora). Con esta acción quieren evitar el paso de las tropas de Wellington a la orilla derecha del Duero y conseguir tiempo para reorganizarse y recibir ayuda de José I y de Caffarelli. Días después volverán a repararlo para simular su cruce y engañar al general inglés.
Gracias a los partes de los espías conocemos lo que ocurrió aquel día:

 Toro 2 de julio
Las cinco de la mañana de ayer serían cuando saliendo la turba de segadores al otro lado del río, fueron interrumpidos por una descubierta como de cuarenta hombres de caballería inglesa, según nos pareció el uniforme. Se retiraron los que conducían de aquí las bestias de carga para el forraje y la compañía de volteadores que los escoltan, con doce hombres de los Jurados de Zamora, quisieron aparentar que los buscaban, pero luego que vieron la tranquilidad de los que esperaban se contentaron con hacer cuatro diferencias a distancia de tiro de cañón, y cansados se volvieron aquí, y los otros a su puesto, que es a la Portilla, sitio que dista del puente media legua, avanzando mucho mas acá sus guardias y escuchas, tanto que estas llegan a las huertas. En toda esta noche desde las doce hasta las tres y media han salido para Valladolid enfermos, refugiados, equipajes, pertrechos de campaña, y como mil y quinientos hombres de escolta, de suerte que yo creo no haber visto convoy mayor en toda la guerra, y de tan diversas clases de sujetos y efectos. En la calzada ocupa dos leguas. En el momento que se ha verificado esta evacuación, han entrado aquí dos batallones de los que salieron a exterminar cuanto les venía a las manos por los lugares, a saber el 69 y el 76 han tomado alojamiento y aun que se cree que salgan a la noche, no tengo en este momento un dato fijo. Parece que se trata de dejar una guarnición pequeña a la aventura, y con este motivo para evitar el paso del puente se han colocado ayer (en el tercio que tiene de maderas) varios mixtos incendiarios, y porción de manojos para quemarle, operación que aun que no puede conducir al provecho en cosa sustancial de las tropas, a lo menos conseguirán acabar de arruinar a estos infelices vecinos de Toro, y esto basta a su voracidad. En este momento que son las cinco, se ven varias descubiertas y de mayor número que las de ayer, pero hasta ahora nadie trata de inquietarlas. Esto es un caos, hace tres noches que no duermo por averiguar, y aun así es imposible conseguirlo todo a causa de la confusión.
Diga Ud. a la Angélica que si le parece pasaré por allá, pues al cabo no se terminará esto en algunos días según parece, al fin desde ahí podrá Ud. saber mas que yo lo que debo hacer, dándome aviso de ello y nada mas por que está todo delicado.
Aunque quise ser yo el conductor de mis noticias, es imposible por que ni un burro se permite salir, y se ha hecho requisición de todas clases de bestia de carga que no volverán a manos de sus pobres dueños.
Un ejército de furias infernales no pudiera causar mayores males.

Toro 2 de julio
Después de enviar mi primera noticia de lo ocurrido en esta madrugada recorrí la circunferencia de la población, hallé que además de los dos batallones que entraron aquí a tomar alojamiento quedaron acampados al norte de la ciudad otros cuatro más que con unos y otros, y la tropa que guarnecía, habrá en el momento sobre 3000 hombres de armas. No han llevado en el convoy todos los enfermos, y prefieren a estos la exportación de harinas que tenían en el fuerte. En este instante que son las ocho y tres cuartos han volado todo el 3º [arco] de madera del puente, los escombros darán noticia en este día en Zamora.

Texto extraído del libro:
 1812, Wellington en Valladolid
 Publicado por la Diputación de Valladolid en 2009



En noviembre de 1812 será Wellington el que ordene su voladura. En esta ocasión para evitar el cruce de los franceses al mando del general  Souham.

3 comentarios:

  1. Otro más de los puentes de interés estratégico que fueron volados y reconstruidos y vueltos a volar... durante el conflicto. El de Alcántara es más famoso, pero este es más nuestro.
    Un abrazo
    Rafa

    ResponderEliminar
  2. Casi lo primero que me sale decir es ¡pobre puente!
    Luis

    ResponderEliminar