Translate

domingo, 25 de octubre de 2009

EL FUERTE DE SAN ANTOLÍN EN TORDESILLAS

Ayer me llevé una grata sorpresa en Tordesillas: desconocía que se podía subir a la terraza de la iglesia de San Antolín. El templo está formado por dos edificios: la iglesia de ladrillo cuyas naves fueron remodeladas en el siglo XVII y la capilla de los Alderete edificada en las décadas centrales del siglo XVI. Actualmente es un museo que recoge interesantes piezas procedentes de otros templos de Tordesillas. San Antolín fue utilizado como fuerte por los franceses durante la Guerra de la Independencia y tomado por el ejército de Galicia a principios de agosto de 1812. En su parte superior existe una enorme terraza, desde donde se pueden observar las posiciones tomadas por Wellington durante los movimientos previos a la batalla de Arapiles. También, a la derecha, son visibles los campamentos dispuestos por Marmont para vigilar el vado de Pollos. Este privilegiado mirador tuvo que ser usado por el duque de Ragusa y su estado mayor para proyectar la magistral maniobra contra Wellington y que les llevó a ambos a Salamanca. Solo por poder subir a este lugar bien vale la pena pagar los 2 € de la entrada.
VISTA HACIA LAS POSICIONES DEFENSIVAS FRANCESAS DEL VADO DE POLLOS
ESPECTACULAR VISTA DE LAS POSICIONES ALIADAS, LA POBLACIÓN DE RUEDA AL FONDO

EL PUENTE EN 1812 TENÍA UNA TORRE MEDIEVAL. SIENDO FORTIFICADA POR LOS FRANCESES



INTERIOR DEL TEMPLO

Para saber más:
1812 Wellington en Valladolid
2009 Diputación de Valladolid


4 comentarios:

  1. Muy buenas fotos, sobre todo las primeras con ese cielo agitado quedan preciosas.

    ResponderEliminar
  2. Qué buenas fotos y texto !!! Estuve hace poco con mi señora en Tordesillas, pero claro, me faltó la visión del experto .. :-)

    ResponderEliminar
  3. Solo por subir a esa torre mereció la pena meterse en carretera a pesar de no haber dormido la noche anterior. Por no hablar de la buena compañía. Gracias, amigos.

    ResponderEliminar
  4. Me atrevo a asegurar que las reliquias que se pueden haber guardado a través de los siglos tras la puerta de hierro, cerrada con siete cerrojos como la tumba del Cid, y situada en el interior de esta iglesia de San Antolín, no tenían el valor de la espectacular visión que el staff francés, en 1812, desde lo alto de su torre, pudo contemplar al otro lado del Duero: Los 50.000 soldados de Lord Wellington a punto de ser engañados creyendo que el ejército francés cruzaría el río por el puente de Toro.

    José Marcos.

    ResponderEliminar