Translate

viernes, 21 de septiembre de 2012

LA LIBERACIÓN DE LA VILLA DE TORDESILLAS EL 5 DE AGOSTO DE 1812

San Antolín y el puente sobre el duero
Tras la victoria aliada en Los Arapiles, el 22 de julio de 1812, Wellington libera la ciudad de Valladolid y se encamina a realizar la misma misión con la capital de España. El 1 de agosto, desde Cuellar donde permanece unos días, recomienda al general español Santocildes, que ha llegado a Valladolid con parte del 6º ejército español (conocido como de Galicia), a que libere la población vallisoletana de Tordesillas:

Señor general Santocildes
Cuellar 1 de agosto de 1812

He tenido el honor de recibir las cartas de su excelencia del 30 y he escrito al Conde de Amarante para pedirle que forme el bloqueo de Zamora. Debo esperar que su excelencia no experimente ninguna dificultad en procurar mulas para recoger la artillería que he puesto a su disposición, piezas requisadas en las ciudades de León, Asturias y Castilla. Me he movido aquí a causa de los informes que indican la intención del rey de dirigirse a Aranda de Duero para unirse a los restos del ejército de Portugal; pero parece que él ha tomado posición en Segovia, principalmente para cubrir Madrid, y creo que se retirará tan pronto como me acerque. He sabido que el enemigo tiene todavía cerca de 200 hombres en Tordesillas; y recomiendo a su excelencia que envíe una fuerza para tomarlos, y gane la posesión de esa ciudad y el puente sobre el Duero. No tienen a nadie en Simancas. = Wellington
   
El día 2 Santocildes distribuye sus fuerzas con intención de atacar Tordesillas, obedeciendo las órdenes de Wellington. Los hombres quedan alojados en Pollos, Rueda, Nava del Rey, La Seca, y un batallón en Torrecilla de la Abadesa para evitar que la guarnición francesa salga a los pueblos próximos a robar e impedir el paso de los carruajes españoles por el vado de Pollos. El 3 de agosto el brigadier Castañón, unido a Santocildes desde el primer sitio de Astorga en 1810, manda antes del amanecer, desde Pollos hacia Tordesillas, al regimiento Orense; tienen como misión intentar sorprender al enemigo y si estos se recogen a cubierto de los fuertes que hay en la villa, destruir éstos por el medio más breve. 

Población y vado de Pollos
 La guarnición enemiga se compone de unos 250 hombres, atrincherados en la iglesia de San Antolín y en la torre fortificada que hay sobre el puente. 

San Antolín

Puente de Simancas, en la fotografía se puede ver la torre medieval ya desaparecida. Posiblemente la que estaba sobre el puente de Tordesillas fuera parecida a ésta

Puente de Tordesillas desde San Antolín
 A las siete de la mañana comienza el ataque desalojando al retén de observación que hay en la Plaza Mayor, para posteriormente hacer lo mismo con los soldados franceses apostados en las casas que median hasta el fuerte. Los soldados imperiales se reúnen en San Antolín, con la intención de presentar una fuerte defensa; pero los españoles atacan con tal tesón la iglesia que están a punto de capturarla. El gobernador francés de la plaza Capitán Bernard pide la capitulación. El coronel Manuel Domínguez, a cargo del ataque, manda aviso a Castañón que se desplaza a Tordesillas autorizando al 2º ayudante del Estado Mayor don Ventura Escario a pactar la rendición. El capitán francés propone los artículos de la Capitulación, siendo estos discutidos por Ventura y Castañón, presentando el texto final al oficial imperial:

Artículos propuestos por el Capitán Bernard:

1º  Para evitar la prolongada e inútil efusión de sangre, el Comandante del fuerte se conviene en rendirse al ejército español el día 7 del corriente sino recibe socorros hasta dicho tiempo, bajo las condiciones siguientes.

2º La guarnición saldrá con sus armas y bagajes e irá a reunirse con el ejército francés por el camino más corto.

3º Los cirujanos, mujeres de oficiales y criados de los mismos serán comprendidos en el artículo que antecede.

4º Los soldados o individuos de tropa débiles y enfermos serán curados y fiados al cuidado del ejército español y después de rehabilitados restablecidos al cuerpo más inmediato.

5º Serán también, bajo la salvaguardia de los señores oficiales españoles, del tratamiento que reciban correspondiente al que, en igualdad de circunstancia, se facilitaría a las tropas españolas.

6º En el tiempo que media hasta el día señalado no se podrá hacer ninguna obra ofensiva o defensiva por una ni otra parte.

7º Para garantizar los artículos anteriores será dada de cada parte un oficial encargado especialmente de la observación del Art. 6.

8º Si alguna circunstancia se hubiese olvidado o necesitasen explicación alguna a estos artículos serán añadidos a continuación del modo más favorable a su guarnición.

Concluidos en el día tres de agosto a las doce del día = el capitán edecán miembro de la Legión de Honor = A. Bernard

Contestación española:

1º El fuerte será rendido el cinco al medio día y para probar su comandante el Sr. Gobernador que no puede esperar refuerzo alguno, nombrará un oficial que acompañado por otro español vaya a Valladolid y se cercione de que las tropas españolas y aliadas guarnecen aquella villa, y las suyas se encuentran distantes de poder de ninguna manera serle útiles.

2º La guarnición saldrá con los honores de guerra y será prisionera. Los oficiales conservarán sus espadas, caballos y equipajes, y la tropa sus mochilas; debiendo entregar sus armas a la salida del pueblo sobre el camino de Rioseco.

3º Todos los individuos que se expresan seguirán la suerte de la guarnición, dejando su determinación definitiva a la disposición del general en jefe a quien se le dé parte en el momento.

4º Serán igualmente prisioneros y puestos bajo la salvaguardia y custodia de nuestras tropas, y se les ofrece hasta su completa curación la más cuidadosa asistencia.

5º Contestado por el anterior artículo sobre lo que en este se dice nada queda que añadir.

6º Concedido.

7 Concedido.

8º La guarnición del fuerte y su comandante deben persuadirse que el Sr. General no se desentenderá de sus deseos, y los manifestará con su providencia y carácter benévolo. Un oficial nombrado al efecto se hará cargo de recoger é inventariar cuantas armas y municiones de guerra existen en la actualidad en el expresado fuerte y al efecto con la necesaria anticipación se presentará para realizarlo, e igualmente para tomar una noticia del número de enfermos que no pudiesen seguir la marcha.

Cuartel seccionario de Tordesillas, tres de agosto de 1812, a las cinco de la tarde = El ayudante de E.M. Ventura Escario = Aceptó = A. Bernard = Apruebo esta capitulación = Federico Castañón


La capitulación será ampliada con tres nuevos artículos:
El oficial que marcha a Valladolid únicamente comprueba que la ciudad está en posesión aliada y  su testimonio será suficiente para entregar la ciudad, debiendo estar de vuelta el día 5 a las 12 del mediodía. Se suspenderán todos los trabajos por ambas partes. Y finalmente, tropas españolas, junto a francesas, cubrirán el pequeño fuerte del puente. Dejando dos oficiales como rehenes en ambas partes. 


El día cuatro todas las fuerzas permanecen en calma a la espera de la salida de la guarnición. El regimiento Compostela pasa a las cercanías de Toro, para evitar que la tropa francesa que allí se encuentra no baje a los pueblos, ni anime con alguna correría a los prisioneros de Tordesillas y ayudarles a buscar un medio para fugarse. A la una del mediodía del día 5  salen del fuerte los franceses, pasando entre los batallones 1º de Marina y Orense y rindiendo las armas a la salida de la villa, junto al camino de Rioseco. En total son 210 prisioneros: 2 oficiales, 2 cirujanos, 199 de tropa, 4 criados, 1 panadero y 2 carniceros; también hay 56 prisioneros convalecientes y enfermos de diferentes cuerpos. 

Inventario de pertrechos cogidos en los fuertes capturados de Tordesillas - Archivo Histórico Nacional - Diversos Colecciones, 100, N.6. Expediente sobre la capitulación del fuerte de Tordesillas

 Los prisioneros son conducidos a La Coruña, desfilando antes por Toro para que los franceses, encerrados en el castillo, sepan de la rendición de la plaza de Tordesillas. El capitán Bernard pide al gobernador de Toro que capitule como él ha hecho ante las condiciones tan ventajosas ofrecidas por los españoles. El general Rémond rechaza la oferta, continuando su resistencia a las tropas españolas que se han desplazado desde Tordesillas para cercar la plaza.

Pero el sitio de Toro quedará pronto paralizado ante la falta de artillería y munición, sólo se dispone de un obús de 3 ½ y un cañón del 3 tomados ambos al enemigo en Tordesillas, y de otro obús que llega desde Valladolid. De munición sólo tienen 18 granadas y 50 tiros para el cañón. Los oficiales gallegos se lamentan de esta situación:

La falta de recursos en la época actual ha paralizado casi todas las tropas del 6º ejército, y reducido en su valor casi nulo un impulso relativamente al todo de las operaciones del ejército aliado. Sin semejante obstáculo Astorga, Zamora, y Toro estarían como Tordesillas ya en nuestro poder, y estos momentos y días de reposo hubieran bastado para organizar y hacernos con los medios que nos faltan. Jamás ejército español ha estado en situación de hacer mas, ni ha podido hacer menos por falta de artillería y demás recursos

Los franceses, una vez reorganizados, vuelven a ocupar parte de la provincia de Valladolid y el general Foy marcha a liberar las guarniciones de Toro, Zamora y Astorga. Consiguiéndolo con las dos primeras, por unos días llegará tarde para lograrlo con Astorga

El Sr. General jefe del estado mayor del 5º, 6º y 7º ejércitos D. Pedro Agustín Giron en oficio de 22 del corriente, por posta desde Villafranca del Bierzo, dice lo que sigue:

Un cuerpo de ejército enemigo, compuesto de 12 a 14.000 hombres y 2.000 caballos, con 12 piezas de artillería al mando del general Foy, marchando desde Valladolid, se dirigió decididamente a hacer levantar los bloqueos de Toro y Zamora y el sitio de Astorga. El cuerpo de operaciones del 6º ejército se vio precisado a cederle el terreno por la inferioridad de su fuerza, particularmente en caballería, mas retirándose con el orden debido, y sin más pérdida que la de 18 ó 20 hombres de esta última arma en una pequeña acción que se vio precisado a sostener aunque con grande desproporción de fuerzas, para contener al enemigo. Éste adelantó 300 caballos a Astorga en la noche del 20, y después de permanecer en aquella ciudad todo el día 21 se retiró a las 8 de la noche del mismo con dirección a La Bañeza llevándose sus enfermos, y exigiendo una contribución.
Nuestras tropas que habían tomado posición sobre los caminos de Foncebadon el real de Galicia, Asturias y Puebla de Sanabria, marcharán inmediatamente a continuar sus operaciones ofensivas. La oportuna toma de la plaza de Astorga ha privado al enemigo del fruto de este esfuerzo, que le ha constado muchos hombres y caballos por la rapidez de su marcha, y que podrá aun serle de muy funestas consecuencias.


Castillo de Toro en la actualidad. Dentro se atrincheró la guarnición francesa








 Fuente:  1812, Wellington en Valladolid (Diputación de Valladolid 2009)
 
Para saber más acerca de la Guerra de la Independencia en la villa de Tordesillas:
Napoleón y la entrevista con la abadesa de Tordesillas (I)

Napoleón y la entrevista con la abadesa de Tordesillas (II)
http://1808-1814escenarios.blogspot.com.es/2011/09/napoleon-en-tordesillas-su-entrevista.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada